Sin una buena base el arroz no es lo mismo, el secreto está en la salmorreta, como la hacen en Alicante o Murcia.